Navegación – Mapa del sitio
Registros
Dossier

Contribución a la medicina natural: Pohã Ñana, un Manuscrito inédito en Guaraní (Paraguay, S. XVIII)

Contribution to Natural Medicine: Pohã Ñana. An Eighteenth Century Guarani Language Manuscript
Angélica Otazú Melgarejo

Resúmenes

Después de cinco años de trabajo de transliteración, traducción e investigación hemos decidido hacer una breve presentación para describir en forma externa e interna el manuscrito Pohã Ñana (1725) atribuido a Marcos Villodas y presentar someramente también otro manuscrito denominado el Libro de medicina en lengua guaraní, sin fecha. Señalamos brevemente la similitud y la diferencia de contenido de los dos códices. Exponemos la traducción y análisis de dos ejemplos de terapias para enfermedades específicas en Pohã Ñana. No está claro en la actualidad si las fuentes existentes son extraídas de un tercer manuscrito, que pudo haber circulado en los pueblos de las reducciones jesuíticas del antiguo territorio paraguayo.

Inicio de página

Notas de la redacción

Fecha de recepción del original: 05/09/2014

Fecha de aceptación para publicación: 08/10/2014

Texto completo

1. Introducción

  • 1 Fue adquirido en 1962 junto con otros documentos de la colección del mejicano doctor Francisco Guer (...)

1Presentamos un manuscrito del siglo XVIII, hasta hoy inédito, sobre medicina popular, escrito casi enteramente en guaraní, conservado en la Wellcome Library de Londres1, cuyo autor oficial es todavía desconocido. Pues por algún error en la interpretación de un epígrafe en guaraní se le atribuye al H°. Marcos Villodas.

  • 2 En la portada figura POJHÃ ÑAÑA. Pero ñaña hace referencia a maldad, diablo, y lo correcto es ñana (...)
  • 3 Estamos preparando en el marco del Proyecto Kuatia Yma guare (PeKY) de la Universidad de Kiel una e (...)
  • 4 Fue localizado en marzo de 2013 por Capucine Boidin, coordinadora del Proyecto LANGAS - Langues Gén (...)

2Este manuscrito consta de una portada en grafía moderna añadida probablemente por los coleccionistas, que dice: POJHÃ ÑAÑA2 Materia Médica Misionera o Herbario de las Reducciones Guaraníes. Misiones Año de 1725 por MARCOS VILLODAS S.J3. (En adelante se lo denominará Ms. W. L. Londres). Existe además otra versión conservada en la Biblioteca Nacional de Madrid (BNM), que circulaba junto a un manuscrito de Gregorio López. El códice fue registrado en la BNM el 1° de enero de 2004, con los siguientes datos: Autor personal: López, Gregorio (1542-1596). Libro de medicina en lengua guaraní; Libro de medicina por orden alphabetico, en español / Gregorio López4. (En adelante este texto se denominará Ms. B. N. Madrid). Ambos manuscritos estuvieron extraviados durante varios años.

3En cambio, el manuscrito más conocido sobre medicina guaraní está escrito en castellano y pertenece al hermano Pedro de Montenegro (1663-1728); del mismo se conservan dos códices, en dos bibliotecas diferentes. En Buenos Aires, el que fue publicado por primera vez en forma completa en 1945 con el título de “Materia Médica Misionera”, y reeditado por la Editorial Universitaria de la Universidad Nacional de Misiones, Posadas en 2007. El otro códice se conserva en la Biblioteca Nacional de Madrid cuyo título reza así: Libro primero y segundo de las propiedades y virtudes de los árboles y plantas de las Misiones y provincia del Tucumán, con algunas del Brasil y del Oriente. Año de 1710, publicado en 1995 por Carmen Martín Martín y José Luis Valverde, en Granada con el título de: La farmacia en la América Colonial: el arte de preparar medicamentos.

  • 5 Anagnostou, S. 2005, pp. 261-292.

4Debido al interés que ha despertado en los investigadores en los últimos años el estudio de la medicina guaraní de la época colonial, se intensificaron los análisis de los manuscritos referentes a la herboristería de las reducciones. Sin embargo, se centraron en los textos escritos en castellano, y solo pocos autores se refieren al Ms. W. L. Londres, atribuido a Marcos Villodas; tal es el caso de “La medicina misionera en Hispano-América y Filipinas durante la época colonial” de Carmen Sánchez Téllez, publicado en 1990 en España, y de Sabine Anagnostou, quien se refiere al mismo manuscrito en su trabajo publicado en 2005 en Alemania, titulado "Missionsmedizin und Missionspharmazie im kolonialen Amerika"5. Podemos decir, no obstante, que ambos estudios presentan más bien un conocimiento externo del manuscrito. Uno de los inconvenientes para analizar el Ms. W. L. Londres es el difícil acceso al guaraní clásico o el guaraní que se empleaba en las reducciones.

  • 6 Al antiguo equipo de Kiel, Martín Ramírez Machuca-pe che pytyvõ haguére ahesa'ỹijo haguã pe kuatiah (...)

5En este artículo daremos a conocer detalles más completos del Ms. W. L. Londres, cuya versión estamos estudiando desde hace cinco años. Las tres fases que hemos seguido son las siguientes: en vista a una comprensión panorámica del texto, se procedió a descifrar el significado global del MS y debido a la evolución de la lengua guaraní se realizó la transliteración en grafía actualizada del manuscrito completo; posteriormente se efectuó una interpretación y análisis de algunas características gramaticales del manuscrito, para iniciar la traducción; a continuación presentamos la descripción externa e interna del Ms. W. L. Londres, señalamos brevemente en qué contexto fue elaborado y sus posibles destinatarios, asimismo indagamos por qué el texto fue adjudicado a Villodas y exponemos dos ejemplos de terapias. Anexamos una tabla de contenido de la primera sección de ambos manuscritos con sus respectivas traducciones. Podemos decir que la autoría de los dos manuscritos sigue siendo una cuestión abierta y que los dos manuscritos sobre medicina en guaraní no serían los únicos. Agradecemos a todas las personas que de una u otra manera están colaborando para que culmine, exitosamente, el trabajo de la traducción6.

2. Descripción externa e interna del Ms. W. L. Londres

  • 7 Al final del manuscrito, figura esta nota "este «Codice Villodas» es el unico manuscrito medico gua (...)

6En primer lugar, describimos el aspecto externo del Ms. W. L. Londres7 Pohã Ñana. Está encuadernado en pergamino moderno, mide 19.5 x 14.5 cm. Comprende 60 folios, equivalente a 120 páginas, los títulos están enumerados en número arábigo, con una secuencia de f.1- f.205, aunque en esta secuencia se omiten varios números, mejor dicho, el manuscrito no contiene 205 recetas. Podemos agregar que en el índice no figuran todos los títulos de las recetas. Está escrito en lengua guaraní casi en su totalidad y es bastante legible. El texto se divide en tres secciones, a saber, la primera sección o primer libro contiene alrededor de treinta tratamientos de distintas dolencias, desde los dolores de cabeza hasta la viruela; la segunda sección o segundo libro contiene doce folios, sobre métodos terapéuticos de las mordeduras de víboras y picaduras de insectos, como también los tratamientos de ciertas afecciones de la piel, comezón, llagas y heridas por quemaduras, entre otros. La última sección del manuscrito consta de trece folios, sobre las instrucciones de la preparación y usos de diversas plantas medicinales y sus aplicaciones, y dos recomendaciones sobre la práctica de la sangría. Contiene una pequeña tabla que se titula: Nombres de algunas plantas en guaraní y castellano. Asimismo presenta una especie de apéndice con la inscripción #, que consta de treinta títulos sobre tratamientos de dolencias y las actividades farmacológicas de las plantas.

7En segundo lugar, puntualizamos la forma y fondo del Ms. W. L. Londres. Constatamos que este manuscrito posee unas normas de proceder para tratar las enfermedades, es decir, describe los síntomas de distintas dolencias; ofrece al usuario varios métodos terapéuticos e indica la duración de la administración de determinados medicamentos. Los tratamientos incluyen, generalmente, el cuidado especial del paciente en cuanto a la alimentación y reposo que debe guardar durante la convalecencia. Cabe mencionar que en la mayoría de los casos se recomienda la práctica de la sangría, la purga (laxante), la ventosa y ayuda (enema o lavativas), entre otras prácticas. Asimismo se tiene la posibilidad de substituir una planta medicinal por otra cuando la circunstancia así lo exige.

8En cuanto a la lingüística, en la descripción de las recetas aparecen algunos usos de hispanismos. He aquí algunos ejemplos: las medidas como onza, libra y pesso real; en la nomenclatura de cifras se registran desde cuatro (aunque aparece también su equivalente en guaraní irundy), seis koterã ocho (seis u ocho, para señalar la cantidad de los ingredientes y la duración de la administración de ciertos remedios), mbohapy koterã cinco (tres o cinco) y el dúo once ndoze (once o doce) para designar una cantidad aproximativa; la denominación de los recipientes (vaso, frasco); en anatomía se registran las palabras hígado y corazón que en guaraní significan py'a. Probablemente prefirieron denominar estos órganos en castellano, puesto que py'a es una palabra polisémica y homógrafa, significa estómago, hígado, corazón y barriga; ingredientes como azúcar, conserva, aguardiente, azufre, entre otros.

9Este texto es, además, una fuente muy importante para realizar investigaciones lingüísticas en el plano diacrónico. Puesto que se trata de un material con finalidad práctica, nos parece que la lengua guaraní utilizada se acerca mucho al uso coloquial de la época.

3. ¿En qué contexto se elaboraron los manuscritos en guaraní?

  • 8 Véase Canton 1928, p. 275.

10Los ámbitos abarcados por los misioneros jesuitas de los siglos XVII - XVIII, en la provincia del Paraguay, son la evangelización propiamente dicha, la urbanización, la herboristería y la curación como servicio al más próximo. Las obras sobre la medicina natural demuestran que los jesuitas estaban preparados en materia de historia natural y cirugía y que muchos de ellos habían practicado en hospitales europeos8.

11Es importante resaltar que los misioneros aplicaron un sistema terapéutico tradicional de la España del siglo XVI, como la sangría, purgantes, ventosa y la ayuda (enema), pero al mismo tiempo se beneficiaron de las distintas hierbas medicinales, según la clasificación conocida en Europa y las hierbas clasificadas y estudiadas en las selvas latinoamericanas; a falta de algunas plantas medicinales europeas, se sirvieron de las plantas locales, intercambiando los conocimientos botánicos con los autóctonos, para aliviar dolores de todo tipo y enfrentar grandes epidemias.

  • 9 Véase Sánchez Téllez 1990, p. 36.
  • 10 Furlong 1947, p. 97.

12En este contexto actuaron muchos jesuitas que eran enfermeros empíricos, pero también otros instruidos en la materia como Pedro de Montenegro (1663-1728), Segismundo Asperger (1687-1772), el naturalista José Sánchez Labrador (1717-1798) y el cirujano hermano Marcos Villodas (1695-1741) con quien está relacionado el manuscrito Pohã Ñana. Conforme a los documentos históricos, este religioso era considerado un cirujano calificado, aunque no consta que haya estudiado medicina9, pero parece que no gozaba del mismo calificativo en cuanto a boticario "no sabe de botica y trueca los remedios y recetas, según dicen"10.

  • 11 Melià, B. Antología, texto aún inédito.
  • 12 Véase Furlong 1947. pp. 62-63, 80-81, 96-97.
  • 13 Melià, B. Antología, texto aún inédito.

13Marcos Villodas había nacido el 1° de mayo de 1695 en Nanclares de Gamboa, Álava, País Vasco, era jesuita desde 1712. Llegó a Buenos Aires en 171711. Se menciona que había pasado unos 20 años en las misiones ejerciendo su profesión; entre los años 1724 y 1735 ejerció en las misiones guaraníes del Uruguay12, luego fue destinado a la ciudad de Córdoba de Tucumán donde estuvo encargado de la botica hasta 1739. Falleció en Santa Fe en 1741"13.

14¿Quiénes fueron los destinatarios del libro de recetas en guaraní? El libro Pohã Ñana o libro de los remedios, creemos que estaba dirigido especialmente a los enfermeros guaraníes y eventualmente a los futuros médicos indígenas, quienes, normalmente, aprendían a leer y a escribir en guaraní como se señala en el siguiente texto

  • 14 Peramàs 2004, p. 77.

No todos los niños eran instruidos en la lectura, escritura y en nociones de cálculo, sino tan sólo a aquéllos que pedía el bien de la ciudad. De entre ellos eran elegidos después el corregidor, los cabildantes, los magistrados, escribanos, procuradores públicos, los sacristanes y médicos14.

  • 15 Al inicio de la fundación de las misiones, los hermanos legos y algunos padres ejercían como botica (...)

15Teóricamente el texto podría haber estado dirigido también a los jesuitas enfermeros, encargados del cuidado de la salud en las reducciones15, que entraban en contacto con pacientes guaraní- hablantes y en esa circunstancia era menester un manual para tratar enfermedades en lengua indígena.

4. ¿Quién o quiénes fueron los autores de los manuscritos: Ms. W. L. Londres y Ms. B. N. Madrid?

16La falta de claridad sobre la autoría de los manuscritos que estamos estudiando se remonta, probablemente, a la época de las reducciones, en la que los libros de remedios circulaban en manuscrito de pueblo en pueblo, en forma de cuadernos, sin especificar su autor, y estos cuadernos eran copiados o multicopiados para que las recetas no se perdieran. En este sentido se puede observar en el f. 35v del Ms. W. L. Londres, parte segunda del libro, donde se menciona solamente a la persona que usaba el material, y no propiamente a su autor:

17"Quatia Ymomocoinda.Tasĭ tetȋrȏ ambuae pohȃno haguȃma rehegua Hacĭbaè P. H°. Marcos Villodas rembiporutĭquè aracaè" (f. 35v) (lit.: Segundo libro. Para curar a los enfermos de todos otros tipos de dolencias que utilizaba el P. H°. Marcos Villodas). El título en castellano de la segunda parte de f.35v dice: "Parte Segunda / Del Libro de los Remedios del / H º. Marcos Villodas".

  • 16 Sustantivo triforme: Tembiporu, rembiporu, hembiporu. Utensilio, instrumento. Ne rembiporu: tu uten (...)
  • 17 Sustantivo triforme:Tembiapo, rembiapo, hembiapo. Tembiapokue, ej.: Este libro es de mi autoría: ko (...)

18Podemos observar que la traducción no corresponde al título en guaraní. Puesto que en guaraní se distingue la expresión rembiporutykue16 de rembiapokue17, rembiporuty indica cosa que se usa ordinariamente, utensilio, instrumento (kue indica ex-, pasado y araka'e es una partícula de tiempo pasado) y rembiapokue significa autoría, obra. El título en guaraní del manuscrito expresa claramente: libro que utilizaba el H°. Marcos Villodas (rembiporutykue araka'e). No hace mención a la autoría. Es más, el manuscrito no está firmado por ningún autor.

19En el Ms. B. N. Madrid se repite el nombre del H°. Marcos, no obstante, no se menciona el apellido. "Quatia Porȏmboèha mirȋ Haçĭbaè rehegua Mohȃ ypohano haguȃ Pe. Hermano Marcos rembiporutĭ" (p.1) (lit.: Pequeño libro de instrucciones o breve tratado sobre remedios para curar a los enfermos, del uso del Pe. Hermano Marcos). En este caso tampoco se refiere al autor sino al usuario: rembiporuty.

20Aunque la autoría de esta versión nunca fue un tema de discusión, pues consta en la tercera hoja una dedicatoria autografiada con fecha 2 de junio de 1862, donde ya se le adjudicaba el texto a Gregorio López. Libro de Medicina, en los idiomas Guaraní y Castellano, Por el Venerable Gregorio Lopez, dedicado a mi joven amigo Dn. Antonio Tristán Ballester. Buenos Ayres, Junio 2 1862. Manuel E. Leyes (rúbrica). De todos modos, vemos que en la primera página de este manuscrito se hace referencia, a quien empleaba el texto ordinariamente, a un Pe. Hermano Marcos.

21Asimismo, aparece en el segundo libro "Quatia imomocoȋnda poromongeta Taçĭ tetȋrȏ ambuae pohȃno haguȃma rehe nicobaè Pay Hermano Marcos rembiporu" (p. 173), (lit.: Segundo libro prólogo sobre el tratamiento de otros tipos de remedios del uso del Padre Hermano Marcos). A diferencia de la segunda parte del Ms. W. L. Londres, este manuscrito no ofrece ninguna traducción al castellano. Pero tampoco está firmado por el tal Hermano Marcos. Por lo tanto, para ahondar nuestros conocimientos sobre las actividades en las misiones y por tratarse de documentos muy importantes, para el tema que estamos analizando, es preciso continuar la búsqueda de los verdaderos autores.

5. Comparación interna de Ms. W. L. Londres y Ms. B. N. Madrid

22Nos preguntamos si ambos manuscritos provienen de una sola obra que circulaba en las reducciones. Una comparación interna entre los dos manuscritos nos permite comprobar que existe similitud de contenido, especialmente en los títulos de las recetas (ver la tabla del anexo).

23Sin embargo, existe una pequeña diferencia en el léxico y la grafía. Véase en la siguiente tabla una pequeña muestra:

  • 18 Lit.: El tratamiento empleado cuando se padece alguna enfermedad grave, provocando el flujo de sang (...)

Ms. W. L. Londres, f. 34 (f. 9v).18

Ms. B. N. Madrid, p. 32.

Açe ambuae cuèra taçĭ guasu amo

Açe amboaecuera taçĭ guasu amȏ

oiporara ramo guguĭ omombuca otĩnguarupi,

oyporara ramo huguĭ omombuca otĩnguarupi,

coterã oyuru rupi hacĭ haba mboaguĭye haguã rehe

coterã oyuru rupi haçĭ hague mboaguĭyebo;

ãnga ebocoibaè tuguĭ mombuca rehegua ndaiquatiai chene:

Anga ebocoibaè tuguĭ mombuca rehegua ndaiquatiay çene

ambuae rehegua catu àçe rete mocãngĭbaè.

Amboae rehegua catu Açe rete mocãngĭbaè.

Coterã oporoyucabaè taiquatia.

Coterã yyucabaè taiquatia.

24A simple vista se puede distinguir la diferencia existente entre la grafía empleada en los dos textos, es decir, son evidentemente dos versiones diferentes, y probablemente de épocas diferentes. Un análisis exhaustivo puede arrojar más luces al respecto.

25En cuanto a la originalidad del Ms. W. L. Londres como se ha señalado más arriba, en la secuencia de los folios (f. 1-f. 205) se omiten varios números y la comparación interna realizada con el Ms. B. N. Madrid, podrían indicar que estamos ante una copia de una tercera fuente en idioma guaraní.

6. Breve descripción y análisis de dos terapias del manuscrito Pohã Ñana

6.1. Instrucciones para curar todo tipo de llagas viejas

26Exponemos la terapia de las llagas viejas, que figura en el manuscrito con el siguiente epígrafe: Porombo’eha ijai ymava’e tetĩrõ pohanõ haguã rehe teni kova’e (Ms. W. L. Londres f. 171, 39r.). Si analizamos la expresión ijai, veremos que está compuesta de ij "su" del castellano y la raíz ai. Esta raíz expresa en guaraní varias afecciones de la piel sin especificar su origen. Según los registros Montoya la palabra ai significa llaga y ai vyma es la llaga vieja:

27"ai (-v-) llaga; che ai mi llaga »ij-; o-«; ai vyma llaga vieja; ai pyahu llaga nueva; ai péu llagas con materia; ai hovaso'i llaga que se va sanando, y criando cuero; che ai ai guitekóvo estoy llagado" (Montoya 2011, p. 17).

28¿Cuáles son los síntomas y tratamientos de las llagas viejas? El Ms. W. L. Londres trata de esta enfermedad aparentemente nueva en la región. El autor describe detalladamente las características patológicas de las llagas viejas que pueden afectar a las personas, a continuación se transcribe la traducción del diagnóstico: "Hay varias formas de llagas viejas, las que afectan la parte interna del cuerpo, otras que producen hinchazón/inflamación en la carne y otras que afectan la piel, otras producen pequeños agujeros en la carne del paciente, y producen pus". Del mismo modo el autor advierte que hay llagas viejas "que afectan los nervios y otras que afectan hasta los huesos". Y esto implica a su vez un cuidado especial: "En este caso el tratamiento tiene una pequeña diferencia, pero ambas clases requieren la purga".

29El procedimiento de la terapia es un tema muy importante en el manuscrito, en este caso se presenta ordenadamente la terapia de la purga y la sangría: si se trata de llagas viejas debe repetirse varias veces la purga; si las llagas producen fiebre se debe practicar el sangrado, del lado del brazo, donde se padece la enfermedad, o ambos brazos uno o dos veces; si aumenta la hinchazón puede emplearse toda clase de remedios ya publicados.

30El autor advierte sobre el comportamiento cambiante de las llagas: "Si se multiplican los tumores, entonces se tiene que prolongar el tratamiento para sanarse, debe aplicársele remedios más eficaces". No obstante el autor es consciente de que normalmente, "el tratamiento empleado sirve solo para mitigar el dolor".

31Los procedimientos para eliminar los gusanos de la llaga son los siguientes: en primer lugar, se presenta la denominación del remedio, en este caso el tabaco, luego se explica su eficacia, se dan también otras opciones y por último se aconseja lavar con orina humana:

Si se le aplica el cocimiento del zumo de tabaco mata rápidamente todo tipo de gusanos de la carne. Y para que sea más eficaz cocer con tabaco o vinagre, y que se lave correctamente el gusano de la llaga con orín (humano), cuantas veces sea necesario.

32A la par se recomienda emplear el zumo de juapekã como brebaje: "Hasy va’e o'yguahávamo, toiporu jepi juapekã rapo imbojypyre rykue. (lit.: Que el enfermo emplee como bebida el cocimiento del zumo de la raíz de juapekã).

33La transpiración provocada con fines terapéuticos es una práctica muy antigua en la medicina tradicional. En la que por medio de un preparado de plantas medicinales se provocaba la sudoración del cuerpo del paciente. Esta práctica está registrada en el manuscrito analizado, sin embargo, se sirvieron de las plantas medicinales locales.

34Como muestra, se transcribe la traducción "Que se le dé el siguiente remedio para que transpire su cuerpo, coger once o doce raíces de juapekã de una pulgada, diez raíces de tarope. Un puñado de kapi'i katĩ, además un puñado de cardo santo". Se puede observar que el autor, además, de indicar las cuatro diferentes plantas, específica también la cantidad y la medida de cada uno de los ingredientes para preparar el medicamento que provocará la transpiración.

35Luego señala el procedimiento de la preparación y cocción de los ingredientes, "frotar adecuadamente todas las raíces y machacarlas. Y cocer debidamente con cardo santo, se le añadirá seis vasos de agua. Después sacar del fuego". Por lo demás se indica, que el cocimiento se debe dejar reposar durante la noche y luego extraer el zumo, "y dejar reposar adecuadamente el cocimiento durante la noche, recalentarlo al amanecer. Y colar para extraer el zumo, luego colocarlo en un cántaro".

36Por último, se facilita el modo y tiempo de administración de la medicina para conseguir el efecto deseado "esta medicina se debe emplear cuatro veces durante dos mañanas. Y por la tarde recalentarla debidamente, y después de cada toma del medicamento arropar adecuadamente al paciente a fin de provocar la transpiración".

6.2. Hemorragia bucal y nasal

37Presentamos la terapia del flujo de la sangre, cuyo título en guaraní es el siguiente Porombo’eha ase tĩngua rupi, ha’e ijuru rupi guguy mombuka rasy pohanõ haguã rehegua (Ms. W. L. Londres f. 34, [9v-10r]) (lit.: Enseñanza sobre el tratamiento del flujo de la sangre de las narices y de la boca).

38En este manuscrito se prescribe un tratamiento, por lo general, después de haber sido diagnosticado el tipo de la enfermedad. Presentamos a modo de ejemplo el siguiente texto: "Ase ambuae kuera tasy guasu amo oiporara ramo guguy omombuka otĩngua rupi, Koterã ojuru rupi hasy hava mboaguyje haguã rehe ãnga evokoiva’e tuguy mombuka rehegua ndaikuatiai chéne: ambuae rehegua katu ase rete mokangyva’e. Koterã oporojukava’e taikuatia". (Lit.: El tratamiento empleado cuando se padece alguna enfermedad grave, provocando el flujo de sangre de las narices, o de la boca para aliviar la dolencia, ese tipo de flujo de sangre no es necesario certificar, pero si se trata del que debilita a la persona o del que causa muerte, se debe certificar).

39Curiosamente, para el tratamiento de la hemorragia también se recomendaba la sangría: "Y si requiere un tratamiento, hay que practicársele el sangrado varias veces en ambos brazos". Continúa la instrucción del procedimiento "después de esto restregar con un trapo hacia abajo, desde la cintura hasta los pies y sumergir las dos piernas en agua caliente para que la sangre circule hacia abajo".

40¿Cuáles son los procedimientos para detener la hemorragia nasal? Por un lado se recomienda el uso del algodón quemado "si continua el flujo de sangre de las narices que se le introduzca algodón quemado en las fosas nasales". Por otro lado se recomienda la mezcla de arena con la sangre fresca: "Este es un remedio que detiene la hemorragia rápidamente, hacer mecha con un trapo y embarrar en la arena mezclada con la sangre recién derramada. Que esta mezcla se introduzca en las fosas nasales".

  • 19 Lit.: opoti'a pegua tuguy ryru: vaso de sangre ubicado en el pecho.

41¿Cuál es el tratamiento de la hemorragia bucal? Ase juru rupi tuguy osẽ ramo opoti'a pegua tuguy ryru sorog hague rehe ijyvakutu rire Chejague rupi huguy mosẽvo toiporuuka ichupe Kova’e mohã, (literalmente: Si se padece hemorragia bucal debido a una rasgadura del vaso sanguíneo del pecho19 después de practicársele el sangrado, de acuerdo a lo indicado en mi obra, emplear el siguiente remedio).

42En este caso el curandero tiene más de una opción para detener la hemorragia bucal derivada de una rasgadura del vaso sanguíneo del pecho y las hiervas recomendadas son rosa roja y llantén: "toipysy mokõi uru rupi’a morotĩngue ha’e toipyvu katu hese ombojese’a almidon kuiva’e peteĩ onz a mbyte ha’e Rosa pytã rykue. Koterã Ka’a juky rykue peteĩ vaso mirĩ toipyvu katu imoapomóvo. Kova’e mohã toiporu porara hasyva’e kucha pype here herévo nunga". (Tomar las claras de dos huevos y bien batidas mezclar con media onza de harina de almidón y el zumo de rosa roja. O revolverlas adecuadamente con un vasito de zumo de ka'a juky [llantén] de tal modo que el remedio se vuelva espeso). El autor indica además el modo de usar el medicamento "el enfermo debe ingerir continuamente este remedio con una cuchara, lamiéndolo poco a poco".

43El texto ofrece además otro compuesto capaz de restañar el flujo de sangre

44"Si se aplica una cucharada de la resina de ka'a vera con el zumo de ka'a juky cortará el flujo de sangre". Asimismo, indica que se debe "emplear aguara yvay del tamaño de un coquito disuelto. La corteza de ka'a vera emplear como brebaje o bebida, también ingerir el zumo de la corteza de sauce, o bien el zumo de la hoja". Es recomendable, según el autor, probar otros remedios cuando la corteza de ka'a vera o de sauce no detiene la hemorragia: "Si el paciente sigue padeciendo hemorragia, después de haber sido empledo dicho remedio que tome en ayunas un vasito de zumo de ka'a katu kangy. Este remedio normalmente es muy eficaz para detener el flujo de la sangre de la boca". Si el paciente presenta una mejoría después de ingerir el remedio indicado, se señala el modo y la duración del uso de la medicina: "si surte efecto ka'a katu kangy en pacientes que padecen hemorragia, que su cocimiento se emplee con la comida, e ingerir el zumo de este remedio durante seis u ocho días, por la mañana, como está indicado en mi escrito".

7. A modo de conclusión

  • 20 Véase Otazú 2006, pp.93-192.

45Se percibe el buen uso de la lengua guaraní; la estructura correspondería a una forma oral natural de la lengua, a diferencia de los textos religiosos o litúrgicos, cuyos contenidos son muchas veces artificiales y carecen de naturalidad20; en cambio, para la elaboración de un manual de enfermedades y sus respectivas formas de curar, no dudaron en emplear el hablar cotidiano de los autóctonos.

46El Ms. W. L. Londres a diferencia de los otros manuscritos (en castellano) de la época, cuenta con la descripción de los síntomas de cada dolencia. Mientras los otros manuscritos en idioma castellano se concentran en la preparación de los remedios y la explicación de las propiedades de las plantas, el Ms. W. L. Londres además de presentar este tipo de explicación, brinda una información más detallada del diagnóstico de las dolencias.

47La terminología del ámbito de la medicina herborista, registrada en lengua común de la época, probablemente, constituye el aporte más valioso de la cultura guaraní a la medicina, logrando enriquecer la farmacopea con sustancias de plantas aprovechadas universalmente en la actualidad. Los misioneros supieron sintetizar las nociones indígenas sobre el modo de emplear muchas variedades de plantas medicinales y la medicina convencional de la época. Indiscutiblemente se produjeron importantes intercambios de conocimientos terapéuticos entre los misioneros y los autóctonos.

Fuentes

48Manuscrito en idioma guaraní Pohã Ñana Materia Médica Misionera o Herbario de las Reducciones Guaraníes. Misiones. Año de 1725 por MARCOS VILLODAS, S.J.

49Manuscrito en idioma guaraní: Libro de Medicina, en los idiomas Guaraní y Castellano. (Conservado en la Biblioteca Nacional de Madrid).

50Manuscrito en idioma castellano de Pedro de Montenegro: Libro primero y segundo de las propiedades y virtudes de los árboles y plantas de las Misiones y provincia del Tucumán, con algunas del Brasil y del Oriente. Año de 1710.

51Montenegro, P. de (1945). Materia Médica Misionera. Nota preliminar de Raúl Quintana. Buenos Aires: Imprenta de la Biblioteca Nacional.

ANEXO. Transcripción de la tabla de contenido de la primera sección de ambos manuscritos con sus respectivas traducciones realizada por la autora.

Tabla: Ms. W. L. Londres

Traducción literal

Tabla: Ms. B. N. Madrid

Traducción literal

Poromongeta mirȋ haçĭbaè rehe ñangarecoha upe guarȃma f. 1.

Breve discurso sobre el cuidado de los enfermos.

Quatia Porȏboèha mirȋ haçĭbaè rehegua Mohȃ tetȋrȏ rehegua Ymombeù haba tenicobaè

Breve tratado sobre los enfermos. Presentación de diferentes tipos de remedios.

1. Poromboèha acȃraçĭ tetȋrȏ reheguaete f. 2.

Instrucción sobre varios tipo de dolor de cabeza

1. Poromboèha acȃraçĭ tetȋrȏ rehegua pag. 2.

Instrucción sobre varios tipo de dolor de cabeza.

2. Acȃraçĭ ambuae pohȃno haguȃ f. 5.

Para curar otros tipos de dolores de cabeza.

2. Conico acȃraçĭ ambuae pohȃno haguȃ. 4.

He aquí el tratamiento para otros tipos de dolores de cabeza.

3. Acȃraçĭ mbaè ambuae rehegua pohȃnoha f. 6

Para tratar el dolor de cabeza causado por dolor estomacal...

4. Mohȃ reta acȃraçĭ tetȋrȏ pohanȏha f. 10.

Los remedios para curar diversos tipo de dolores de cabeza.

3. Conico mohȃ acȃraçĭ tetȋrȏ pohȃnoha. 6.

He aquí los remedios que curan diversos tipos de dolores de cabeza.

5. Omano çapĭabae raȃnga pohanȏha f.11.

Para el tratamiento del desvanecimiento o mal del corazón.

4. Poromboèha omanȏ çapĭàbaè rȃȃnga pohanȏha nicobaè 7.

Instrucción para el tratamiento del desvanecimiento o mal del corazón.

6. Poromboèha Yepepĭ raçĭ rehegua, Coterȃ ace rayu mobĭrȃquȃ f. 15.

Instrucción sobre el tratamiento de las venas dislaceradas / inflamación de las venas.

5. Poromboèha Yepepĭ raçĭ rehegua, coterȃ açe rayu mobĩrȃqua pohanȏha ni cobaè 11.

Instrucción sobre el tratamiento de las venas dislaceradas/ inflamación de vena.

7. Teça raçĭ tetȋrȏ pohanȏ haguȃ rehegua f. 22.

La curación de todo tipo de mal de ojos.

6. Poromboèha Teça raçĭ tetȋrȏ pohanȏ haguȃ

rehegua rehegua nicobaè 18.

Instrucción para curar de todo tipo de mal de ojos

8. Apĭçaraçĭ, apĭçarebobo, haè apĭçaey̆baè pohanȏ haguȃ. f. 28.

Para curar dolores de oídos, hendidura de oídos y la sordera.

7. Poromboèha Apĭça raçĭ haè Apĭça rebobog, haè apĭçaeỹ

baè pohanȏ rehegua. 26.

Instrucción para curar dolores de oídos, hendidura de oídos y la sordera.

9. Açe tĩngua rupi, haè yyuru rupi tuguĭ mombucaracĭ pohano hagua rehegua f. 34.

Para curar hemorragia nasal y bucal.

8. Poromboèha açe tȋngua rupi Yjururupi guguĭ mombuca pohȃno haguȃma rehe 32

Instrucción para curar hemorragia nasal y bucal.

10. Acerȃy̑ raçĭ pohȃno hagua f. 36

Para curar dolores de muelas.

9. Poromboèha açe raȋ raçĭ pohȃno haguȃma 34

Instrucción para curar dolores de muelas.

11. Açe yacĭo racĭ, ace yuruay abe pohanȏ haguȃ rehegua f. 39.

Para curar dolor de garganta y de igual forma la llaga bucal.

10. Poromboèha Jaçeò raçĭ açe yuruai raçĭ pohȃno haguȃma rehe 38.

Instrucción para curar dolor de garganta y la llaga bucal.

12. Uù bacĭ pohȃnȏ haguȃ f. 47.

Para curar la tos, el catarro.

11. Poromboèha Uùbaçĭ pohano haguȃ 47.

Instrucción para curar la tos, el catarro.

13. Ace pĭtiacutu, hae pĭtiacutu mbĭte raça pohanȏ hagua rehegua f. 52.

(Sobre el tratamiento del dolor agudo del pecho y el dolor agudo que atraviesa el centro pecho. / Enfermedades pectorales?)

12. Poromboèha Pytià cutumbĭ teraça pohȃno haguȃma rehe 52.

(Instrucción sobre el tratamiento del dolor agudo que atraviesa el centro del pecho./ Enfermedades pectorales?)

14. Mbĭàracĭ pohanȏ haguȃ rehegua f. 57.

Sobre el tratamiento de dolor de estómago hígado.

13. Poromboèha Mbĭà raçĭ pohȃno haguȃma 58.

Instrucción sobre el tratamiento del dolor de estómago/hígado.

15. açe gueȇ mbacĭ pohano hagua rehe(gua) f. 58.

Sobre el tratamiento de vómito.

14. Poromboèha açe gueȇ mbaçĭ pohȃno haguarehe 66.

Instrucción sobre el tratamiento de vómito.

(16) /18/ Poromboè ha áçe rĭe rendapegua racĭ pohanȏ haguȃmȃ rehegua. 59.

Instrucción sobre el tratamiento de dolores de vientre.

15. Poromboèha açe rĭe rȇndapegua haçĭ pohano ha guȃma rehe 71.

Instrucción sobre el tratamiento de dolores de vientre.

(17)/19/ Poromboèha tĭetetȋrȏ pohanȏ haguȃ rehegua. 60

Intrucción sobre el tratamiento de la diarrea / disentería.

16. Poromboèha Tĭe tetȋro pohȃno haguȃma 76.

Intrucción sobre el tratamiento de la diarrea / disentería.

(18) /23/ Poromboèha taçoporoçuù açepĭapegua, haè yñĭbĭȋ mengua pohanȏha tenico bae. 70.

Instrucción sobre el tratamiento de lombrices del estómago y el vientre.

17. Poromboèha taço çuù raçĭ haè pĭàpegua, haè yñĭbĭȋ mȇngua pohȃnoha nicobaè. 93.

Instrucción sobre el tratamiento de lombrices del estómago y el vientre.

(19) /24/ Poromboèha açetĭ raçĭ rehegua haè yquaru eỹ remo pohanȏ haguȃma teni cobaè. [sin número]

Instrucción el tratamiento de la infección de la vía urinaria y retención de orina.

18. Poromboèha açetĭ raçĭ rehegua, haè yquarueỹ rehe pohȃno haguȃ nicobaè. 99.

Instrucción sobre el tratamiento de la infección de la vía urinaria y retención de orina.

(20) /26/ Poromboèha cuña raçĭ porara rehegua teni cobaè. 72

He aquí la instrucción sobre la menstruación de la mujer.

19. Poromboèha cuña raçĭ porara rehegua 110.

Instrucción sobre la menstruación de la mujer.

(21) /27/ Poromboèha Mitȃ à haguȃ pĭtĭbȏ rehegua teni cobaè. 73

Instrucción sobre la asistencia en el parto.

20. Poromboèha Mitȃ àhagȃ pĭtĭbȏ rehegua 113.

Instrucción sobre la asistencia en el parto.

(22) /27/ Mohȃ Mitȃg omanȏbaècuè oçĭrĭepe mbogueyĭ haguȃrehe, haè hupague mbogueyĭbo rȃno. 74.

Remedio para expulsar el feto muerto del vientre de la madre / remedio para echar la criatura muerta del vientre.

21. Mohȃ Mitȃng omanobaècue oçĭrĭepe mbogueyĭ haguȃ rehe, haè hupague mbogueyĭbo rȃno 117.

Remedio para expulsar el feto muerto del vientre de la madre.

(23) /28/ Poromboèha Mitȃçĭ, omembĭ mboa rire haçĭ poraratĭ rehegua, haè huguĭ mombuca raçĭ pohanȏ haguȃ rehe ranȏ .

Instrucciones sobre el tratamiento de la etapa del puerperio y el tratamiento de la hemorragia.

22. Poromboèha Mitȃçĭ, omembĭ mboà rire haçĭ poraratĭ rehegua, haè huguĭ mombuca raçĭ pohȃno hagua rehe rano 120.

Instrucciones sobre el tratamiento de la etapa del puerperio y el tratamiento de la hemorragia.

(24) 16. Mitȃ oyacĭeỹme ya potaramo ymombĭta haguȃ rehegua f. 121.

Sobre el tratamiento para evitar el nacimiento prematuro.

23. Poromboèha Mitȃ oyaçĭeỹme oà potarȃmo ypohȃnoha ymombĭta haguȃ rehe nicobaè. 133.

Instrucciones sobre el tratamiento para evitar el nacimiento prematuro.

(25) 17. Tacubacĭ reco quaa haguȃ rehegua f. 128

Sobre el tratamiento de la calentura.

24. Poromboèha Tacu baçĭ reco quaa haguȃ reheguȃma rehe 136

Instrucciones sobre el tratamiento de la calentura.

(26) 18. Tacubacĭ pohano f. 129.

Para curar la calentura/ fiebre ardiente.

25. Poromboèha Tacubaçĭ pohano rehegua nicobaè 142.

Instrucción sobre el tratamiento de la calentura/ fiebre ardiente.

(27) 19. Mbiruà racĭ pohanȏ haguȃ rehegua f. 139.

Sobre el tratamiento de la viruela

/161/26. Mbiruà racĭ pohano haba. corami

Sobre el tratamiento de la viruela.

Inicio de página

Bibliografía

Anagnostou, S. (2005). Missionsmedizin und Missionspharmazie im kolonialen Amerika. Wiesbaden: Harrassowitz. In Meier, Johannes (Hg.) 2005 Sendung – Eroberung – Begegnung. Franz Xaver, die Gesellschaft Jesu und diekatholische Weltkirche im Zeitalter des Barock, Wiesbaden: Harassowitz-Verlag, 446 S. pp. 261-292.

Canton, E. (1928). Historia de la Medicina del Río de la Plata. Tomo I, Madrid.

Furlong, G. (1947). Naturalistas argentinos durante la dominación hispánica. Buenos Aires: Huarpes.

Martín Martín, C. y Valverde, J. L. (1995). La farmacia en la América colonial: el arte de preparar medicamentos. Granada: Universidad de Granada.

Montoya, A. Ruiz de (2011). Tesoro de la lengua guaraní. Madrid 1639. Edición Facsimilar, Leipzig, Oficina y funderia de W. Drugulin1876. Asunción: CEPAG.

Melià, B. Antología de textos coloniales, en prensa.

Otazú, A. (2006). Práctica y semántica en la evangelización de los guaraníes del Paraguay (S. XVI-XVIII). Asunción: CEPAG.

Peramàs, J. M. (2004). Platón y los guaraníes. Nueva versión del original latino por Francisco Fernández Pertíñez y Bartomeu Melià. Asunción: CEPAG.

Sánchez Téllez, C. (1990). La medicina misionera en Hispano-América y Filipinas durante la época colonial. Estudios de historia social y económica de América, 6, 33-40.

Inicio de página

Notas

1 Fue adquirido en 1962 junto con otros documentos de la colección del mejicano doctor Francisco Guerra, médico y uno de los bibliófilos más representativos de nuestro tiempo e historiador de la medicina de América Latina.

2 En la portada figura POJHÃ ÑAÑA. Pero ñaña hace referencia a maldad, diablo, y lo correcto es ñana que significa hierba, yuyo.

3 Estamos preparando en el marco del Proyecto Kuatia Yma guare (PeKY) de la Universidad de Kiel una edición bilingüe (guaraní y castellano) para ponerlo finalmente al servicio de la comunidad científica.

4 Fue localizado en marzo de 2013 por Capucine Boidin, coordinadora del Proyecto LANGAS - Langues Générales d'Amérique du Sud (Quechua, Guarani) XVIe et XIXe siècles, Paris.

5 Anagnostou, S. 2005, pp. 261-292.

6 Al antiguo equipo de Kiel, Martín Ramírez Machuca-pe che pytyvõ haguére ahesa'ỹijo haguã pe kuatiahai ha Karai Harald Thun-pe katu ome'ẽ haguére chéve ko kuatia ha ore mongyre'ỹ haguére roikuaa haguã mba'épa he'i ko kuatiápe. A Federico Otazú Melgarejo por su colaboración en la transliteración. A la colega Capucine Boidin y al equipo de LANGAS por facilitar un manuscrito más sobre medicina guaraní.

7 Al final del manuscrito, figura esta nota "este «Codice Villodas» es el unico manuscrito medico guarani conocido y se refiere a las propiedades terapéuticas de las plantas de las misiones jesuiticas en el Paraguay. El padre Furlong S.J. no llegó a verle. Procede de la colección Guarani de Moisés S. Bertoni, Asunción, Paraguay y fue adquirido del prf. Guillermo Tell Bertoni en Asunción, el 5 de mayo 1957".

8 Véase Canton 1928, p. 275.

9 Véase Sánchez Téllez 1990, p. 36.

10 Furlong 1947, p. 97.

11 Melià, B. Antología, texto aún inédito.

12 Véase Furlong 1947. pp. 62-63, 80-81, 96-97.

13 Melià, B. Antología, texto aún inédito.

14 Peramàs 2004, p. 77.

15 Al inicio de la fundación de las misiones, los hermanos legos y algunos padres ejercían como boticarios y cirujanos a la vez (Véase Canton 1928. p. 275).

16 Sustantivo triforme: Tembiporu, rembiporu, hembiporu. Utensilio, instrumento. Ne rembiporu: tu utensilio; hembiporu: su utensilio.

17 Sustantivo triforme:Tembiapo, rembiapo, hembiapo. Tembiapokue, ej.: Este libro es de mi autoría: ko kuatia che rembiapokue; este libro es de su autoría: ko kuatia hembiapokue.

18 Lit.: El tratamiento empleado cuando se padece alguna enfermedad grave, provocando el flujo de sangre de las narices, o de la boca para aliviar la dolencia, ese tipo de flujo de sangre no es necesario certificar, pero si se trata del que debilita a la persona o del que causa muerte, se debe certificar (Ms. W. L. Londres, f. 34 [f. 9v]).

19 Lit.: opoti'a pegua tuguy ryru: vaso de sangre ubicado en el pecho.

20 Véase Otazú 2006, pp.93-192.

Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia electrónica

Angélica Otazú Melgarejo, « Contribución a la medicina natural: Pohã Ñana, un Manuscrito inédito en Guaraní (Paraguay, S. XVIII) », Corpus [En línea], Vol 4, No 2 | 2014, Publicado el 22 diciembre 2014, consultado el 18 agosto 2017. URL : http://corpusarchivos.revues.org/1301 ; DOI : 10.4000/corpusarchivos.1301

Inicio de página

Autor

Angélica Otazú Melgarejo

Universidade Federal da Grande Dourados, MS-Dourados - MS, Brasil

Correo electrónico: potykuru@hotmail.com

Inicio de página

Derechos de autor

Licencia Creative Commons: Atribución-NoComercial 2.5 Argentina (CC BY-NC 2.5 AR)

Inicio de página
  • Logo Logo de la revista
  • Logo CONICET Mendoza
  • Revues.org